Bienvenidos Mis Queridos alumnos y amigos  bienvenidos a un nuevo Boletin !
Quiero ante todo darle la Bienvenida a todos los nuevos miembros que amorosamente se han unido a esta Gran Familia.
Sean Todos Bienvenidos!

Hoy les traigo una nueva reflexion! ideal para trabajar en la semana.

“Tienes una gran responsabilidad contigo mismo, y  es una responsabilidad que tienes que aprender a recordar en todo momento.
Al principio, la lección tal vez parezca difícil,  pero aprenderás a amarla cuando te des cuenta de que es verdad y de que no es más que un tributo a tu poder.”

Un estudiante muy aplicado de artes marciales había llegado al momento de obtener su cinturón negro. Él era el mejor de todos, en teoría, concentración y uso de su intuición. Se presentó y después de haber demostrado su buen desempeño en todos los tests, aguardó la palabra del Maestro. Este le preguntó: Por qué crees que estás listo para recibir tu cinturón negro? El discípulo le contestó: Maestro pase por todas las pruebas, cumplí con todos los requerimientos. Soy el mejor de todos. Por eso merezco recibir este cinturón negro. El Maestro le contestó: No aun no estás listo. Vuelve a comenzar todo otra vez.
Y así pasó todo un año y el Maestro le volvió a hacer la pregunta y el alumno volvió a tener la misma respuesta. No aun no estás listo vuelve a comenzar, le contestó. El discípulo se fue enojado y con sentimientos de odio hacia su maestro. Pero dentro de él sabía que no se iba a dejar amilanar y decidió tomar este resultado como un obstáculo mas que debía atravesar en el camino hacia sus objetivos y entonces volvió a los entrenamientos durante un año mas. 
Finalmente se presentó nuevamente a su maestro y le dijo. Bueno Maestro ahora si estoy listo para recibir el cinturón negro. 
¿Por qué piensas que  ahora si estás listo querido discípulo? le pregunto el Maestro a lo que él contestó : Por que ahora si estoy listo para empezar a aprender.

Los Cinco Ritos Tibetanos

para la Salud, Rejuvenecimiento y Longevidad
“Cuando pienses que has descubierto algo nuevo y desconocido, probablemente ha existido por siglos”
Los Cinco Ritos Tibetanos son simples ejercicios que han sido usados por los Monjes Tibetanos por siglos.
Este programa de ejercicios es usado por los Monjes para llevar vidas largas, vibrantes y saludables. De hecho, muchos han vivido más tiempo de lo que la mayoría pueda imaginar siguiendo el programa llamado frecuentemente “Los Cinco Ritos Tibetanos”.
Muchos ejemplos de los beneficios de los Cinco Ritos Tibetanos incluyen: lucir más joven, disfrutar de un sueño profundo, despertar con una sensación de frescura y energía, liberarse de serios problemas médicos incluyendo dificultades con la columna, alivio de problemas con articulaciones, alivio del dolor, mejor memoria, alivio artritis, pérdida de peso, mejor vista, rejuvenecer en lugar de envejecer, gran mejoría en la fuerza física, resistencia y vigor, mejor salud mental y emocional, mayor sensación de bienestar y armonía, y una alta energía en general.
Estos simples ejercicios restaurarán la salud y vitalidad juvenil, equilibrando y armonizando vórtices de energía invisibles dentro del cuerpo.
¿Cómo funcionan exactamente los Cinco Ritos Tibetanos?
Los cinco ritos o ejercicios están diseñados para estimular los siete chakras principales o vórtices de energía en el cuerpo. 
Los siete vórtices gobiernan las siete glándulas endocrinas en el sistema endocrino del cuerpo, y las glándulas endocrinas, a su vez, regulan todas las funciones del cuerpo, incluyendo el proceso de envejecimiento. 
La Energía fluye desde el Campo de Energía Universal a través de los chakras hacia los sistemas de energía dentro del cuerpo, incluyendo el Sistema de Meridianos.
El primer vórtice (llamado chakra base) está localizado en la base de la columna. 
El segundo vórtice (el chakra sacro) está localizado en el área inferior del abdomen por debajo del ombligo. 
El tercer vórtice (el chakra plexo solar) está ubicado por encima del ombligo y debajo del pecho. 
El cuarto vórtice (chakra corazón) está localizado en el centro del pecho. 
El quinto vórtice (chakra garganta) está localizado en el área de la garganta. 
El sexto vórtice (chakra tercer ojo) está localizado en el centro de la frente, entre las cejas. 
El séptimo vórtice (chakra corona) está localizado en la corona de la cabeza. 
En un cuerpo sano, cada uno de estos vórtices giran a gran velocidad, permitiendo la energía de vida, también llamada Prana o energía etérica, fluir hacia arriba a través del sistema endocrino. Pero si uno o más de estos vórtices empieza a hacerse lento, el flujo de energía vital es inhibida o bloqueada, y bien, eso es solo otra forma de decir envejecimiento y enfermedad.

Rito #1:
Párese recto con los brazos extendidos horizontalmente, las palmas hacia abajo. Sus brazos deben estar alineados con sus hombros. Gire en sentido de las manecillas del reloj hasta que se sienta un poco mareado. Gradualmente incremente el número de giros desde uno hasta 21.
Inhale y exhale profundamente mientras realiza los giros.
Rito #2:
Acuéstese en el suelo, boca arriba. Extienda completamente los brazos a lo largo de sus lados y coloque las palmas de las manos contra el suelo, manteniendo los dedos juntos. Luego levante la cabeza del suelo metiendo la barbilla hacia el pecho. Al hacer esto, levante las piernas, las rodillas rectas, en una posición vertical. Si es posible, extienda las piernas sobre el cuerpo hacia la cabeza. No flexione las rodillas. Luego baje lentamente las piernas y la cabeza al piso, manteniendo siempre las rodillas rectas. Permita que los músculos se relajen, y repita.
Respire profundamente cuando levante su cabeza y piernas y exhale cuando las baje.
Rito #3:
Arrodillese en el suelo con el cuerpo erguido. Las manos deben colocarse atrás de los músculos del muslo. Incline la cabeza y el cuello hacia adelante, metiendo la barbilla hacia el pecho. A continuación, tire la cabeza y el cuello hacia atrás, arqueando la columna vertebral. Sus dedos de los pies deben estar doblados durante este ejercicio. Mientras se arquea, apoye los brazos y las manos contra los muslos para apoyarse. Después de el arqueo regrese su cuerpo a una posición erecta y comience el rito de nuevo.
Inhale mientra se arquea y exhale cuando regrese a la posición recta.
Rito #4:
Siéntese en el suelo con las piernas estiradas hacia fuera delante de usted y sus pies separados cerca de 30 cm. Con el tronco del cuerpo erguido, coloque las palmas de las manos en el suelo junto a sus nalgas. Luego meta la barbilla hacia adelante del pecho. Ahora deje caer la cabeza hacia atrás tanto como pueda. Al mismo tiempo, eleve su cuerpo de modo que las rodillas se doblen y los brazos permanezcan rectos. Entonces tensione todos los músculos de su cuerpo. Finalmente deje que los músculos se relajen mientras vuelve a su posición sentada inicial. Descanse antes de repetir este Rito.
Respire mientras sube, sostenga su respiración mientras tensiona los músculos y exhale mientras regresa a la posición inicial.
Rito #5:
Acuéstese con la cara hacia el suelo. Usted se apoyará por las manos con las palmas hacia abajo contra el piso y los dedos de los pies en la posición flexionada. A lo largo de este rito, las manos y los pies deben mantenerse rectos. Comience con los brazos perpendiculares al suelo, y la columna vertebral arqueada, de forma que el cuerpo está en una posición de la flacidez. Ahora tire la cabeza hacia atrás en la medida de lo posible. El doblado de las caderas, lleva el cuerpo hacia arriba en una “V” invertida. Al mismo tiempo, lleve la barbilla hacia delante, metiendola contra el pecho.
Respire profundamente mientras levanta el cuerpo y exhale mientras baja de nuevo.
Los cinco ritos pueden ser un cambio de vida poderoso en su vida… vale la pena intentarlo, algunas veces son las cosas más simples las que hacen las grandes diferencias en nuestras vidas.

Saben que esta "escuela" no es mia  es de todos todos formamos la escuela  todos aprendemos y somos  partes importante  unos de otros  porque como dice el refran cuando el alumno llega el maestro, y añado cuando el maestro esta preparado llegan los alumnos

SE LES QUIERE EN EL AMOR INCONDICIONAL BENDICIONES 

  SALVADOR SUAREZ OM  SAI RAN

¿Nos ponemos deberes para hoy?
Pequeñas acciones que liberan.

Las pequeñas acciones para con nosotros mismos, sumadas una a una, hacen que se consigan objetivos. Por ello no hay que dejar de hacer pequeñas cosas aunque los problemas sean muy grandes. La suma de la constancia logrará vencer a los grandes problemas.

 
¿Nos proponemos la pequeña acción de hoy? Te propongo un muy sencillo ejercicio, quizás extremadamente sencillo, pero si te propones hacer uno cada día, te aseguro unos resultados sorprendentes.
 
Piensa en algo pendiente de hacer y que te molesta hacerlo. Lo que sea, una llamada, una gestión, una tarea, lo que sea. por mínima que sea. ¿La tienes?. Pues ahora apúntala en un pequeño papel y la guardas contigo.
 
Tienes la pequeña misión de cumplir esa tarea durante el día de hoy.
 
Cuando la hayas realizado, saca el papel y tacha el apunte. Visualiza el pequeño placer de haberte quitado un pequeño peso de encima.
 
Muy fácil ¿verdad?, pues hazlo cada día. Verás que es fácil y te descargarás de pesos que sumana